Pages

11 abr. 2010

La Unión Europea debe hacer más en materia de inmigración y asilo

“No se ha dado ninguna prioridad al trabajo sobre asilo hasta el momento, se ha perdido la oportunidad de emprender iniciativas para garantizar el respeto por los derechos de los inmigrantes en situación irregular en Europa y se ha permitido que la UE siga silenciando deliberadamente la presunta complicidad de algunos Estados miembros en la “guerra contra el terror”.

Esta es tan sólo una parte de la valoración que ha hecho Amnistía Internacional a los primeros tres meses de la Presidencia española de la Unión Europea (UE). En su análisis esta entidad habla tanto de los éxitos como de los fracasos, pero especialmente, de los puntos donde considera que hay que poner mayor esfuerzo.

Amnistía Internacional piensa que la Presidencia española debe abordar con mayor determinación, en los próximos tres meses, temas importantes dentro de los derechos humanos, como los que tienen que ver con el asilo y la inmigración.

“La Presidencia española ha tenido una oportunidad para elevar los estándares de acceso a los derechos fundamentales. Esta oportunidad se ha desaprovechado, teniendo en cuenta el Plan de Acción del Programa de Estocolmo y la evaluación del Pacto Común sobre Inmigración y Asilo, que aún no abordan la situación reinante de discriminación y explotación”, indica el informe.


La entidad que defiende los derechos humanos, lamenta que no se haya consultado con la sociedad civil sobre esos temas, y critica que en lo que concierne al asilo la representación española no muestre ningún liderazgo.

Nicolas Beger, director de la oficina de Amnistía Internacional ante la UE dice que esa entidad desconoce si la Presidencia de España ha impulsado el respeto y la protección de los derechos humanos como condición previa el establecimiento de acuerdos de cooperación sobre inmigración entre la Unión Europea y terceros países.

“ Estamos particularmente preocupados por Libia, donde el tratamiento de los solicitantes de asilo es inferior al estándar en los centros de internamiento de inmigrantes: falta de higiene, escasez de alimentos y de atención médica e incluso deportaciones a países donde las personas pueden ser sometidas a tortura y sufrir otras violaciones muy graves de sus derechos humanos", indica Beger.

Sin embargo, reconoce los esfuerzos que realiza España en garantizar el éxito de la nueva Directiva Anti Discriminación, que busca ponerle fin a la discriminación por razones de identidad, género sexual, raza o etnia; diversidad de opiniones, credos religiosos, por razones de edad y de discapacidad.

No obstante, para Amnistía Internacional es indispensable que la Presidencia española siempre apueste con firmeza por la aprobación de la Directiva Anti Discriminación y que siga adelante con ella pese a la negativa de Alemania.

La Presidencia del Consejo de la Unión Europea es rotatoria y tiene una duración de seis meses. Actualmente le corresponde a España, por lo que diferentes entidades, entre ellas Amnistía Internacional, aprovechan la ocasión para recomendar varios temas importantes para los derechos humanos, con la finalidad de que sean debatidos y tomados en cuenta para posibles a acuerdos entre los Estados miembros.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

La libertad de expresión es un derecho que debemos tener todas las personas; te invito a dejar aquí tus comentarios sobre los temas tratados. Cuidemos nuestra forma de escribir lo que pensamos, por el respeto a los lectores.