Pages

12 mar. 2010

Menores inmigrantes se amotinan en un centro de Guipúzcoa

Varios menores inmigrantes se amotinaron la madrugada de este viernes en el centro de acogida de Aixola, ubicado en el municipio de Elgeta, en Guipúcoa.

Durante la revuelta resultaron heridos tres empleados del centro, mientras que otras seis personas fueron detenidas para fines de investigación, por los agravios ocurridos en el lugar.

Los responsables de dicho centro se vieron  en la necesidad de llamar a la Policía, por lo que miembros de la Ertzaintza se apersonaron en el lugar para controlar la situación, sin embargo, estos fueron recibidos con insultos, amenazas y una lluvia de objetos arrojados desde las ventanas.

Los menores de edad que viven en el centro de Aixola son inmigrantes indocumentados que llegaron a España sin la compañía de un adulto y presentaban problemas de conducta, por lo que como manda la Ley han sido acogidos y no enviados a sus respectivos países.

Estos jóvenes estaban alojados en la instalación de Deba, pero las denuncias de malos tratos llevaron a cerrar este centro, para hacer las reformas exigidas por la Fiscalía y albergar en adelante a menores menos conflictivos.

Sobre este problema se ha dicho que el gobierno vasco pretende que estos inmigrantes reciban formación en castellano, talleres y formación social, lo que supuestamente se le negaba en el anterior centro. Mientras que por otro lado, algunos de estos menores que hace un tiempo se fugaron del lugar, denunciaron al director de la entidad, por presuntamente no querer tramitarle la documentación.

Hacemos un llamamiento a entidades que trabajen con inmigrantes, especialmente con menores en esta situación, para que investiguen los hechos, indaguen sobre lo que pasa en este centro de acogida y confirmen si no se están vulnerando los derechos de estos menores.

Fuente: El País

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La libertad de expresión es un derecho que debemos tener todas las personas; te invito a dejar aquí tus comentarios sobre los temas tratados. Cuidemos nuestra forma de escribir lo que pensamos, por el respeto a los lectores.