Pages

10 mar. 2010

Evolución del flujo migratorio durante el año 2009


(Foto EFE/elmundo.es)

El flujo migratorio hacia España se ha reducido considerablemente durante el 2009, lo que ha repercutido favorablemente a que en ese mismo año sean menos las personas detenidas por las autoridades, al querer entrar por las costas españolas.

El pasado año unas 8.728 personas fueron apresadas, trecientas más que la cifra suministrada por el Ministerio de Interior; sin embargo, el número de inmigrantes que han entrado por las costas ha descendido en más de un 45 por ciento con respecto a 2008.

Estos datos han sido dados a conocer en el “Informe Derechos Humanos en la Frontera Sur 2009”, que realiza la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) desde el 1997, para darle seguimiento a la evolución del flujo migratorio en España, y la forma de abordar este fenómeno por parte de las autoridades de las comunidades autónomas y la Unión Europea.

En dicho informe se destaca que, “el seguimiento de la evolución de los flujos migratorios no se limita a las personas detenidas. Sobre un 30% de los migrantes que intentan llegar a nuestro país, finalmente lo consiguen. Por tanto, las cifras de personas interceptadas sólo reflejan una parte de la realidad.

Aunque resulta difícil concluir cuántas personas son interceptadas por las costas españolas, la APDHA para llevar a cabo su análisis sigue los informes de la operativa Frontex, de la Marina Nacional Argelina; de la Gendarmería marroquí y de su gobierno, o de la policía costera mauritana.

“Hemos llegado a la conclusión que no menos de 11.000 personas han sido detenidas en las costas africanas a lo largo de 2009, alcanzando así la cifra de 19.728 personas atajadas intentando llegar a España durante el 2009”, asegura el informe.

Para esta organización andaluza estas cifras reflejan la realidad, que ponen de manifiesto dos cuestiones: un acusado descenso de los flujos migratorios que, paradójicamente, se solapan con un incremento de las razones que obligan a la emigración.

Algunos de los aspectos que, a juicio de esta entidad, obligan o animan a las personas a emigrar de sus países son: la desestructuración social, la falta de perspectivas, el colapso de las economías africanas (en el caso de África) en medio de la crisis.

También afirma que la crisis de la economía europea puede afectar de forma importante a los flujos migratorios desde América Latina, que parten de una situación de origen distinta a la de los africanos.

Las migraciones son de todo menos simples y ordenadas, no obstante, reitera la APDHA, que los procesos de externalización en el control de fronteras y la creciente muestra de responsabilidad de países terceros (tanto de origen como de tránsito) tienen sus efectos positivos.

Informe completo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La libertad de expresión es un derecho que debemos tener todas las personas; te invito a dejar aquí tus comentarios sobre los temas tratados. Cuidemos nuestra forma de escribir lo que pensamos, por el respeto a los lectores.