Pages

6 feb. 2010

Y qué con los inmigrantes.

Ahora somos como el “patito feo” en medio de la crisis que vive el país, especialmente en materia de desempleo.

Quién lo diría, que hoy por hoy estamos en la voz de muchos/as, en frases como la dicha por una alta cargo del Partido Popular (PP) “de que no hay espacio para todos”, refiriéndose a los inmigrantes; cuando hace apenas unos años todavía los extranjeros/as que están este país, eran lo que hacía la mano de obra en trabajos que repudiaban los españoles/as.

¡¡¡Pero, claro!!! “el pastel” ya no es del mismo color. Ahora hay un plan de retorno para aquellos/as que quieran volver a su país de origen después de dejarlo todo por venir a España; también se quejan de que los inmigrantes les quitan los pocos trabajos que hay; nos quieren poner trabajas a la hora de empadronarnos; otra vez hay quiénes quieren endurecer aún más la Ley de Extranjería…Y, quién sabe cuántas cosas más, para hacernos la vida más imposible y regresemos a nuestras naciones de origen.

Lo cierto es, que ahora estamos en un país, donde el paro sobrepasa los 4 millones de personas, y es una realidad que no se puede ocultar y que nos afecta a todos/as. Que si no hubiesen tantos foráneos/as sin empleo, el nivel ahora mismo sería menos.

Pero, no está bien que por esa situación ahora se pretenda que los/as inmigrantes se vayan de España y no sigan con su lucha por una mejor forma de vida; cuando hace apenas unos años, políticos y otros sectores importantes de esta sociedad, se reían y estaban felices por el buen desempeño de la economía y por el beneficio que generaba la mano de obra del extranjero/a.

A continuación unas reflexiones sobre España y la Inmigración publicada por el periódico Expansión, que creo que es de mucho interés.

http://www.expansion.com/2010/02/05/opinion/1265390132.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La libertad de expresión es un derecho que debemos tener todas las personas; te invito a dejar aquí tus comentarios sobre los temas tratados. Cuidemos nuestra forma de escribir lo que pensamos, por el respeto a los lectores.