Pages

27 feb. 2010

Las ONGs y autoridades de Salt llaman a la tranquilidad ante conflictos entre inmigrantes y españoles

(Foto/EFE)
La convivencia entre inmigrantes y residentes nativos de Salt, en Girona, se ha visto afectada esta semana debido a varios altercados que han tenido en distintos lugares, siendo el más significativo el originado en las inmediaciones del ayuntamiento de esa comunidad.

La problemática es producto de las controversias que hay entre inmigrantes y españoles de esa comunidad, ya que por un lado unos se quejan de la falta de seguridad ciudadana y acusan a los extranjeros/as de delinquir, mientras que los otros se sienten humillados y discriminados ante los tantos registros que sufren por parte de miembros de la policía.

Para evitar que continúen los agravios y vuelva la tranquilidad, la Generalitat de Cataluña, el ayuntamiento de Salt y varias ONGs llaman a la tranquilidad, para reflexionar sobre la situación.

En ese sentido, la consejera de Acción Social, Carmen Capdevilla, informó que se convocará la comisión de seguimiento del Pacto Nacional por la Inmigración, para analizar y buscarle una solución al conflicto .

En esta comisión están representantes de los partidos políticos, entidades, agentes socioeconómicos y asociaciones que forman parte de la Mesa de Ciudadanía e Inmigración. Estas mismas personas ya había reunidos el 18 de diciembre de 2009 en la primera reunión de seguimiento del Pacto.

Los españoles que viven en esta comunidad culpan a los inmigrantes de tener que ver con el aumento de la inseguridad, sin embargo, el consejero de Interior, Joan Saura, rechazó que eso sea cierto, al decir que el número delitos registrados en el municipio es el mismo.

Mientras que por su lado, organizaciones que defienden al colectivo inmigrante, como es el caso de SOS Racismo, muestran preocupación por mezclar “inmigración y delincuencia”.

“La gente está desesperada y canaliza su rabia hacia la xenofobia”, indica Begoña Sánchez, quien además como otros miembros de diferentes ONG piensa que los altercados tienen que ver con la crisis que existe en la actualidad

Tanto las organizaciones sociales como los funcionarios de Salt se reunirán para hablar sobre el conflicto y buscarle la mejor salida a esta situación, ya que de 31 mil habitantes que viven en este municipio, el 43% es inmigrante, lo que es una sifra significativa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La libertad de expresión es un derecho que debemos tener todas las personas; te invito a dejar aquí tus comentarios sobre los temas tratados. Cuidemos nuestra forma de escribir lo que pensamos, por el respeto a los lectores.