Pages

15 ene. 2010

Haití, el resultado de una catástrofe!!

Por Víctor del Villar


La isla de Quizqueya esta en medio del Caribe. Ahí donde pasan la mayoría de los huracanes y tormentas tropicales, justo en el trópico húmedo; es la más grande de las Antillas. Esta isla comparte dos países y dos culturas igualmente distintas: de un lado Republica Dominicana y, del otro, la Republica de Haití. Colinda al este con Puerto Rico, al noreste con Cuba, al sur pero más lejos con Venezuela y al noroeste con Miami.

Haití es entonces parte de Quizqueya, y Republica Dominicana es parte también; así vivimos y así moriremos, no hay forma de separarnos y la suerte que tenga uno de los dos países, de alguna manera el otro la corre también. Es por eso que también ahora sentimos los temblores menos fuertes, pero los sentimos; es que estamos tan juntos que nos abrazamos a diario, sin embargo, las culturas distintas, los idiomas, y sus respectivas historias nos separan.

Haití como Republica Dominicana ha pasado por una historia política dolorosa, ambos países fueron colonizados, es decir, Haití fue colonia de Francia y Republica Dominicana de España; también pasaron por dos dictaduras, la del lado Dominicano por 31 años y bajo el dictador Rafael Leonidas Trujillo, continuada por su ideólogo Dr. Joaquín Balaguer, y del lado Haitiano por Francois Duvalier, y continuada por Francois Duvalier hijo, así como varios golpes de Estado, por saqueos sistemáticos, persecuciones y muerte, son prácticamente historias convergentes.

“El mundo conoce a Haití por el estigma de ser el país mas pobre de Occidente”.

Dice la historia que fuimos descubiertos por Cristóbal Colón, pero la verdad es que ya estábamos visibles, al descubierto; quizás esta mentira es para justificar el exterminio a que fueron sometidos nuestros aborígenes, los cuales poblaban toda la isla. La historia a pesar de estar soportada por hechos irrefutables, en ocasiones se desvirtúa para acomodarla a los intereses comerciales, políticos y sociales de una época, creo esto paso con la historia de la bella Quizqueya.

El terremoto:

Este acontecimiento terrible que ha pasado esta vez en Haití, podría tocarle perfectamente a Republica Dominicana; es más, hace tiempo que estamos amenazados conforme a los presagios científicos, esta vez la providencia divina nos perdonó, así que hay que dar gracias Dios por darnos este chance.

Urge la solidaridad:

Hay que reconstruir a Haití, sobre todo a su capital Puerto Príncipe, que fue donde los daños fueron mayores, es una oportunidad de oro para la comunidad internacional rehacer a Haití; propicia es la ocasión para que países como: Francia, Alemania, Estados Unidos, Inglaterra, España, Brasil, Venezuela, etc, comiencen a construir la infraestructura que hace falta en el empobrecido país. Pero también la comunidad internacional debe propiciar allí: equidad, democracia, fortalecer las instituciones, educación, salud, transporte y todos los servicios que demanda una sociedad en este tiempo.

¿Qué ha hecho R.D. a favor de Haití?

El primer país que fue a suelo haitiano fue precisamente la Republica Dominicana, con 200 voluntarios, dispuestos a hacer lo que fuere necesario a favor de los haitianos; actualmente, tanto la iglesia Protestante como la Católica, a lo largo y ancho de la isla, están realizando tele-maratones para canalizar las donaciones que todos los dominicanos están llevando a cabo, como había de esperarse: hay cientos de instituciones civiles y militares en ayuda a Haití.

Es doloroso el comentario que ha hecho un diario español, y duele porque es mentira, respecto a que se ha cerrado la frontera con Haití, ¡es una gran mentira! Lo que si se está es tomando medidas para que no haya un desborde. No se le reconoce a RD todo el esfuerzo que hace por aliviar las penurias y dificultades que tiene el pueblo haitiano en este momento, se quiere seguir con la campaña sin fundamento de que somos racistas, no se cómo podría ser racista un negro con otro negro.

De todas maneras el momento es preciso para dar toda la ayuda que podamos al hermano pueblo haitiano como se está haciendo, obviamente, se hace lo que se puede, ya que nadie puede dar lo que no tiene como pasa también con muchos dominicanos.

El autor: Es cantautor, compositor y Lic contabilidad y economía.
El autor de este artículo es el único responsable del contenido del mismo.











1 comentario:

  1. Estoy de acuerdo con Victor, no hay cosa que más consiga la Unidad, que el ver la proximidad de tu propia y cercana catrastrofe.
    La pobreza de Haiti y su desastre socio-cultural es responsabilidad de todos, el terremoto lo ha puesto de manifiesto. Es bueno que se genere dinero de nuestras removidas consciencias, pero no es suficiente si no hay organización. Debemos ser ricos espiritualmente para que no caiga en saco roto o malogrado. El caos y la desesperanza deben y pueden ser serenadas, y eso es cosa nuestra y no de la Tierra Madre. La Naturaleza se ha manifestado para darnos una oportunidad, ya que el pueblo de Haiti sufre sus consecuencias.
    Elois

    ResponderEliminar

La libertad de expresión es un derecho que debemos tener todas las personas; te invito a dejar aquí tus comentarios sobre los temas tratados. Cuidemos nuestra forma de escribir lo que pensamos, por el respeto a los lectores.