Pages

8 mar. 2011

Mujeres invisibles que también hacen historia



 
Hoy se cumplen 100 años de la lucha de la mujer por su independencia, por su reconocimiento y por la igualdad de derechos con el hombre en la sociedad y su desarrollo.

Este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, los medios de comunicación están repletos de noticias, crónicas y reportajes donde se habla y se destacan a las féminas que han hecho historia: por su lucha por la igualdad, por la defensa de los derechos humanos y por los puestos importantes que ocupan hoy en día en la sociedad, aunque la cuota en este sentido, aún está muy baja.

Sin embargo, hay mujeres de quienes no se habla; mujeres que luchan cada día, y sin embargo, son invisibles ante los ojos del mundo; mujeres a las que hoy y siempre hay que reconocerle la constancia que tienen cada día de sacar adelante a sus hijos e hijas, a su familia…su hogar.

Hablo específicamente de las amas de casas, de las trabajadoras domésticas, de las que son madres en los orfanatos y otras instituciones… ¡En fin! Abuelas, madres, hijas, hermanas, sobrinas, primas, etc.

No puedo hablar de estas mujeres, sin dejar de mencionar a una mujer que aunque no es conocida por todos, sí ha hecho historia y es admirada por muchas de las personas que la conocen, y ha recibido algunos reconocimientos por su labor.

Hablo de Claudina Ramírez: mi madre.

¿Por qué hablar de mi madre? Hago mención de ella porque como muchas otras que han vivido su experiencia, es una mujer luchadora, incansable, digna de respeto y admiración.

Claudina, Claudia o Mandia como suelen llamarla algunos de sus conocidos, nació en el seno de una familia humilde en el barrio de Villa Ocoa, en el municipio de Padre Las Casas, Azua. Un poblado que fue azotado por el huracán David en Agosto de 1979.

En ese entonces, Claudia tenía 28 años y un marido que la amaba: Bienvenido, con quien había procreado 8 hijos: 4 hombres y 4 mujeres. La noche del 30 de agosto de ese mismo año, sucedió lo que muchos se temían, el río arrastró con su furia todo lo que tenía a su paso, entre ellas la humilde vivienda de Claudia y su marido, quien se quedó sólo en la casa para dormir unos minutos porque le dolía la cabeza…Su cuerpo descansa en un lugar desconocido.

Desde entonces, y con la dura realidad a cuesta, comienza la lucha de esta mujer, que ha sabido sacar a sus ocho hijos hacia adelante. Hoy en día, es feliz sabiendo que ha dado lo mejor a sus hijos, pese a que no pudo seguir con sus estudios, a que tuvo que realizar trabajos muy duros y diversos, para dar el sustento a su familia.

No obstante a los años de dura lucha para construir de nuevo un hogar para su familia, Claudina lleva cerca de 20 años, siendo madre SOS, en las Aldeas Infantiles, en Santo Domingo.

Pese a su constante lucha para sacar adelante a 8 hijos pequeños que hoy le han dado ya 13 nietos, no se le ha torcido el brazo para seguir ayudando y criando con amor y paciencia a otros niños y niñas que no tienen padres, o cuyos progenitores no pueden vivir con ellos/as por múltiples razones.

Hoy con más de 60 años, espera el día de su jubilación que llegará este año. Sin embargo, esta mujer no para, ya que aunque le duele dejar a los niños y niñas a los que ve crecer cada día y con los que mantendrá contacto, desea continuar con su vida y dedicar su tiempo a su madre: Ana, a quien adora y agradece que haya estado con ella apoyándola todos estos años, y a quien le debe la bondad y el amor que siente por su prójimo.

A esta mujer y a todas las que hacen historia cada día desde sus hogares, les dedico hoy este Día Internacional de la Mujer, para que como ellas nosotras podamos seguir su ejemplo y ser mejores personas cada día; y para que sepamos, que no sólo se hace historia siendo reconocidas públicamente por la sociedad, si no día tras día a través de los oficios que realizan y el reconocimiento de sus seres queridos.

4 comentarios:

  1. He llegado hasta aquí a través de otros blogs. Me ha gustado mucho tu entrada sobre el día de la Mujer y el punto de vista que has utilizado, las mujeres que hacen historia en su día a día. Enhorabuena por tu blog! seguiré leyendote.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. si ya se que ya paso pero de todas formas ya estoy aqui solo para saludar y felicitar a todas y cada una de ellas las mujeres del mundo que dia a dia cumplen su cometido.saludos desde............


    un mar de sentimientos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Aramis.
    Muchas gracias por el comentario, sabes que siempre son bien recibidos y nunca es tarde para dejar plasmado lo que piensas.

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  4. Albitta, muchas gracias por tu comentario, siento mucho tener el blog tan abandonado.

    Un saludo!!

    ResponderEliminar

La libertad de expresión es un derecho que debemos tener todas las personas; te invito a dejar aquí tus comentarios sobre los temas tratados. Cuidemos nuestra forma de escribir lo que pensamos, por el respeto a los lectores.