Pages

31 ago. 2010

Migrantes optan por camino peligroso como alternativa para salir de la pobreza

Miles de centroamericanos se juegan la vida cada año en ruta migratoria

Más de 4 millones de centroamericanos han migrado a Estados Unidos y decenas de miles intentan llegar a ese país cada año, exponiéndose en la trayectoria a diferentes tipos de abusos e incluso a la muerte, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Raymundo Cruz (I), migrante guatemalteco, y Oswaldo Ramírez, adolescente de 14 años, realizan su tercer y segundo intento, respectivamente, para llegar a Estados Unidos. En la fotografía, durante su paso por Acayucan, Veracruz.

El asesinato en masa de 72 emigrantes descubierto esta semana por las autoridades del departamento mexicano de Tamaulipas -de los cuales un importante número han sido identificados como centroamericanos-, reveló las atrocidades que pueden sufrir estos emigrantes.

"No existe una cifra de migración de Centroamérica a Estados Unidos que responda a un estudio científico, pero los datos de deportaciones que sí son precisos, nos dan una idea de las dimensiones del fenómeno", dijo a la AFP el oficial de la OIM en Costa Rica, Salvador Gutiérrez.

De los 270.000 deportados desde Estados Unidos en 2007 -el pico más alto de la década-, alrededor de 50 mil eran centroamericanos, explicó el funcionario.

Normalmente, los deportados representan sólo una parte ínfima del número de migrantes que logran ingresar irregularmente a territorio estadounidense y una aún menor del total que hacen el intento, normalmente a través de la frontera terrestre con México, señaló Gutiérrez.

Estudios de la OIM y de otros organismos evidencian que el elevado desempleo y el empleo mal remunerado son una de las principales causas de ese flujo migratorio, aunque no la única.

"Hay factores que influyen como el deseo de lograr los estilos de vida que se exhiben en la televisión, o el hecho de que muchas personas tienen parientes que migraron y ya están más o menos establecidos en Estados Unidos", explicó el funcionario.

Pero los migrantes constituyen "una población muy vulnerable, expuesta a engaños, secuestros, extorsiones, e incluso asesinatos por parte de bandas criminales, así como a abusos de muchos tipos de parte de las mismas autoridades de los países por los que transitan. En general hay pocos mecanismos de protección para estas personas", agregó.

El oficial de la OIM resaltó que dentro del universo de los migrantes hay grupos especialmente vulnerables, como el de los niños, niñas y adolescentes que no viajan acompañados por adultos, y que van en busca de sus padres o esperanzados en encontrar empleo.

El número es muy elevado: de México son deportados unos 15 milmenores cada año y de Estados Unidos son decenas de miles, precisó.

Otro grupo muy vulnerable es el de las mujeres que también viajan solas, que son decenas de miles. "Anualmente se reportan numerosos casos de migrantes violadas o abusadas de diferentes maneras".

Los indígenas representan un grupo migratorio altamente vulnerable, entre otros factores porque la mayoría de ellos no dominan el español y mucho menos el inglés, agregó.

Análisis realizado por: Oscar Núñez Olivas SAN JOSÉ / Agencia AF







No hay comentarios:

Publicar un comentario

La libertad de expresión es un derecho que debemos tener todas las personas; te invito a dejar aquí tus comentarios sobre los temas tratados. Cuidemos nuestra forma de escribir lo que pensamos, por el respeto a los lectores.