Pages

6 mar. 2010

El caso de un senegalés condenado a prisión por la venta de CDs

Manteros al ser detectados por la policía.
(Foto-El Mundo)

Para nadie es un secreto que muchos inmigrantes, especialmente de origen africano, tratan de ganarse la vida con la venta ilícita de CDs y otras mercancías en distintas zonas de España.

Estas personas normalmente carecen de papeles en reglas y por lo tanto no pueden ser contratados como trabajadores, por lo que se ven en la necesidad de buscarse la vida en las calles españolas, algunos de ellos vendiendo objetos o pidiendo con una revista en las manos.

Pero, ¿Qué pasa cuándo uno de esos “manteros”, como suelen llamarles, es detenido por la policía?

Sin irnos más lejos, nos encontramos con la historia de Moye Doole, un senegalés detenido en el año 2006 por miembros de la Policía Municipal de Getxo, en Bilbao, quien ha sido condenado al pago de una indemnización y seis meses en la cárcel.

En el momento de su detención, Doole llevaba encina 63 CDs musicales y 10 copias de juegos de la Play Station 2. Pese a este delito, el 30 de octubre de 2008 fue absuelto por un juez de lo penal de Bilbao, sentencia que fue recurrida por el fiscal, lo que llevó a que este joven fuera condenado por la Audiencia de Vizcaya por infringir contra la Ley de derecho de autor.

Moye Doole ha sido condenado a 6 meses de prisión, sustituible por una expulsión por plazo de 10 años fuera del territorio español, con el pago de una multa de 2,160 € y una indemnización de 472 euros a la Asociación de Gestión de Derechos Intelectuales (AGEDI).

En ese sentido, la ONG SOS Racismo y otras entidades lamentan este caso, ya que de no haber sido por la detención de este joven hace 4 años, podría obtener su permiso de residencia y trabajo, ya que carecía de antecedentes penales. Solicitan que por humanidad la indemnización sea perdonada.

No estamos de acuerdo con la práctica de ningún tipo de actividades ilícitas, pero si bien es cierto que, hay personas que comenten delitos más graves que el cometido por este senegalés que vendía CDs para ganarse la vida, sin embargo, esas personas andan a sus anchas y disfrutando de la vida como si nada hubiese pasado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La libertad de expresión es un derecho que debemos tener todas las personas; te invito a dejar aquí tus comentarios sobre los temas tratados. Cuidemos nuestra forma de escribir lo que pensamos, por el respeto a los lectores.