Pages

27 dic. 2009

Cientos de afectados por el cierre de Air Comet


Cientos de latinoamericanos que pensaban pasar estas navidades con sus familiares, vieron sus sueños truncados por el cierre de Air Comet, línea aérea en la que adquirieron su pasaje de ida y vuelta, que los llevaría a sus países de origen para estar con los suyos.

Ese es el caso de Iván, quien lleva once años sin viajar a Bogotá, Colombia, y su sueño era pasar estas navidades con su familiares y amistades, con quienes no comparte desde que se trasladó a vivir a España.

Lo más lejos que tenía este colombiano era que se iba a pasar la cena de Nochebuena y la Navidad varado en el aeropuerto de Barajas, en Madrid, donde permanecía desde el pasado día 23 de este mes.

Así como Iván, decenas de afectados por el cese de trabajo de Air Comet están en el aeropuerto de Barajas, donde esperan que las autoridades españolas resuelvan su situación para estar lo antes posible con los suyos.

De acuerdo a las autoridades del Ministerio de Fomento, decenas de los afectados, en su mayoría ecuatorianos y peruanos, han sido enviados a sus respectivos países, por lo que más de 2000 pasajeros ya se encuentran en su destino de origen.

Algunos pasajeros que ya están en sus países viajaron en vuelos fletados por Fomento, mientras que otros fueron acoplados por las distintas compañías que vuelan regularmente a esos destinos con cargo al dispositivo.

El ministro de Fomento, José Blanco, aclaró que los afectados por el cierre de Air Comet son 4.760 y no las 7.000 personas que se habían anunciado en un principio cuando se destapó el problema.

La situación en Barajas

Todavía este domingo un grupo de los afectados, en su mayoría colombianos y ecuatorianos, permanecían en las instalaciones del aeropuerto de Madrid-Barajas, y fueron persuadidos por funcionarios de sus embajadas para que se marcharan a sus hogares ante la imposibilidad de viajar a sus países.

Todos ellos integraban la treintena de afectados que este mediodía regresaron al aeropuerto y se agruparon frente a la cafetería de la sala de llegadas de la Terminal 1, para seguir con la reclamación de su derecho a volar.

Representantes de las legaciones diplomáticas de Ecuador y Colombia se acercaron hasta el aeropuerto para orientar a sus compatriotas, tomarles los datos y facilitarles la reclamación judicial contra la aerolínea española.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La libertad de expresión es un derecho que debemos tener todas las personas; te invito a dejar aquí tus comentarios sobre los temas tratados. Cuidemos nuestra forma de escribir lo que pensamos, por el respeto a los lectores.