Pages

4 sept. 2008

Alarma a inmigrantes en España directiva de retorno de la UE


Glenny Adames
Madrid.-

La situación de muchos inmigrantes en España se agrava cada vez más, especialmente de los llamados “sin papeles”, que podrían ser expulsados a sus países de origen en el momento en que las 27 naciones que conforman la Unión Europea (UE) comiencen a aplicar la Directiva de Retorno de Personas Extranjeras en Situación Irregular, aprobada el pasado 18 de junio por el Parlamento Europeo, y la cual aunque ha causado mucha polémica en distintos sectores europeos, no será puesta en vigor hasta el 2010.

Esta normativa -denominada “Directiva de la Vergüenza” por defensores de los derechos humanos y asociaciones de inmigrantes- sería aplicada, exclusivamente, a los inmigrantes que viven en situación irregular, lo que para muchos entendidos en la materia es una forma de controlar el flujo migratorio volcado en los últimos años hacia la UE, especialmente a España, uno los países más afectados por la entrada de extranjeros de forma clandestina.

En el texto aprobado por la Eurocámara, entre otras medidas, se establece un período de entre siete y treinta días, para los inmigrantes indocumentados que quieran volver a sus países de forma voluntaria; también que éstos puedan permanecer en los centros de internamiento un máximo de hasta 18 meses mientras se tramita su expulsión, ya que muchos no cooperan con su identificación, como suele ocurrir con los que proceden de naciones africanas.

En el caso de España, esto representaría un endurecimiento de las leyes de inmigración, cuyo plazo actualmente para los “sin papeles” en los Centros de Internamientos de Extranjeros (CIE), es de unos cuarenta días.

Sin embargo, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, estudia la posibilidad de extender a sesenta este período de 40 días, lo que ha generado mucha polémica en este país, especialmente entre aquellas instituciones que trabajan a favor de los derechos de los inmigrantes, por considerar que los CIE son como cárceles que privan a los retenidos de la libre circulación.

Es por estas y otras medidas que los extranjeros que viven en este país en situación irregular o no, muestran preocupación y se sienten alarmados ante el panorama que se vislumbra en esta nación tras los últimos anuncios hechos por el Gobierno, y que podrían llevarse a cabo en materia de inmigración a partir del 2009.

Y es que no es para menos, los cambios previstos a producirse en España en los próximos meses, especialmente en la Ley de Extranjería, mantienen en vilo a muchos inmigrantes que no hacen más que hablar sobre el rumbo que podrían tomar sus vidas en esta nación europea, ya que las autoridades pretenden quitar algunos privilegios para controlar la llegada de más extranjeros que pretendan quedarse en este país.

Entre las medidas que podrían llevarse a cabo, según las declaraciones hace unos días del ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, está limitar el derecho a reagrupación, exclusivamente, a los cónyuges e hijos menores de edad; lo que dejaría afuera a los padres y suegros, hasta este momento permitido en España.

También se prevé que las personas que sean reagrupadas y oscilen entre los 16 y 18 años puedan tener autorizaciones de trabajo, lo que actualmente no es permitido en los casos de residentes no comunitarios (residencia no permanente). Asimismo, existe la posibilidad de que las autoridades españolas refuercen los requisitos sociales, económicos y laborales a los extranjeros que quieran reunificarse con su familia en esta nación.

De acuerdo a las afirmaciones de Corbacho, son “débiles” los requisitos socioeconómicos y laborales que en estos momentos se les pide a los extranjeros que quieren traer a sus familiares a esta nación., lo que endurecerlos sería un “duro golpe” para aquellos que pretenden traer a los suyos, ya que en muchas ocasiones estos se ven en la necesidad de hacer alguno “apaños” para lograr que sus solicitudes sean aprobadas.

Debido a la situación económica que en la actualidad afecta a España, las autoridades han puesto en marcha hace unos meses, el programa de retorno voluntario dirigido a las personas que están legales en España, pero que se encuentran en paro (sin empleo), y se espera que con las facilidades económicas que percibirán, retornen a sus respectivos países entre 10 y 15 mil no comunitarios.

No obstante, a esta situación la realidad es otra, y no es un secreto para nadie que muchos inmigrantes prefieren “mal pasar” en España, antes que regresar a sus países de origen, de donde salieron con el sueño de buscar una vida mejor y encontrar las oportunidades económicas y labores que se les hace difícil tener en su propia tierra.

Más sobre la directiva de retorno de la UE:

- La normativa entraría en vigencia en el 2010
- Los expulsados no podrán entrar a la UE durante cinco años o más si atentan contra las leyes europeas.
- Un “no” a las regularizaciones generales, los casos serán analizados individualmente
- Los menores de edad no acompañados de sus padres serán repatriados a sus países
- Período máximo de retención de 18 meses hasta tramitar la repatriación del inmigrante
- Cerca de ocho millones de extranjeros ilegales residentes en la UE podrían ser afectados con esta nueva normativa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La libertad de expresión es un derecho que debemos tener todas las personas; te invito a dejar aquí tus comentarios sobre los temas tratados. Cuidemos nuestra forma de escribir lo que pensamos, por el respeto a los lectores.