Pages

9 sept. 2008

Los riesgos de estar ilegal


Esta noche me ha pasado lo inesperado, lo que alguna vez imaginé podía pasarme por las calles de Madrid, así como le ha pasado a muchos inmigrantes que he conocido durante los dos años que llevo de residencia en este país.

Eran cerca de las once de la noche y me dirigía a mi casa, mi última parada de metro Manuel Becerra, ubicada en una céntrica zona de la capital española. En un punto estratégico hacia la salida estaban ellos, su uniforme azul intenso me delata la profesión que ejercen.

Caminé de frente y con la cabeza erguida, sin embargo, los latidos de mi corazón me hicieron ver lo nerviosa que estaba. Era la primera vez que me encontraba frente a un operativo de la Policía, -común en las boca del metro- y como era de esperar me llamaron y me pidieron la documentación.

Me sentía intimidada, nerviosa, la mirada de los demás policías y de las personas retenidas a su alrededor me penetraba en lo más profundo, me desnudaba. Mostré mi documentación, lo que vio era suficiente para darse cuenta que yo estaba legal en este país.

Segundos después, terminó el interrogatorio, y me dejó marchar. “Salvada por las campanas”. Varias personas no corrieron con mi misma suerte, no tenían documentación y por lo tanto esa noche lo pasarían retenidos y si no tienen un abogado que al día siguiente pueda sacarles, aunque con una orden de expulsión a cuesta, corrían el riesgo de ser internados en un centro para inmigrantes ilegales, para su posterior deportación como suele suceder en estos casos.
Esos y otros problemas son a los que se enfrentan los llamados “sin papeles” en España. Sin lugar a dudas, la situación es cada vez más complicada en este país. Los inmigrantes indocumentados ya no corren con la misma suerte de años atrás: nadie les quiere dar empleo por miedo a ser multados y lo peor, en cualquier momento pueden ser detenidos por la policía y ser expulsados.

2 comentarios:

  1. la verdad que me da verguenza ajena lo que hacen con los inmigrantes sin papeles el solo hecho de que son un pais de inmigrantes y hacen leyes en la cual destruyen la moral y dignidad del que esta ilegal sacandole su passaporte y internandoles en una prision es inhumano cada vez me siento agradecido de haber nacido en un pais que le dio el mejor trato a mis antepasados como inmigrantes pero esto de aqui de españa es lo peor y dicen no ser racista para boton uno de muestra estamos ante una cruel realidad.

    ResponderEliminar
  2. Hola Daniel,

    Muchas gracias por tu comentario.

    Un saludo!

    ResponderEliminar

La libertad de expresión es un derecho que debemos tener todas las personas; te invito a dejar aquí tus comentarios sobre los temas tratados. Cuidemos nuestra forma de escribir lo que pensamos, por el respeto a los lectores.